fbpx

Alambres de seguridad

Los reyes de la seguridad perimetral son los alambres de seguridad. Son sin lugar a dudas los más utilizados en todos los casos para asegurar muros, portones, paredes, rejas, cercos, alambrados olímpicos, y cualquier tipo de estructura cuyo borde pueda ser franqueado para ingresar al interior de una propiedad, establecimiento, industria, etc. Se encuentran en el mercado diferentes tipos de alambres de seguridad, que podrán adaptarse a su necesidad específica. Los más convencionales son los alambres de seguridad con púas.

Este tipo de alambres están confeccionados a partir de dos alambres trenzados altamente resistentes, con púas de alambre recocido galvanizado. La variedad llamada “Bull Dog” se utiliza especialmente para requerimientos de alta seguridad, ya que sus púas son más alargadas que el tradicional. Existe un tipo alambre de púas cruz de alta seguridad que está conformado con cuchillas de maquinilla de afeitar, logrando un tipo de protección más efectiva. En la actualidad, el tipo de alambre de seguridad más utilizado es la concertina. También denominado “alambre de navajas”, es el sistema más moderno y eficaz empleado para la seguridad perimetral. Este tipo de alambre de seguridad remplaza al antiguo alambre de púas, vidrios y puntas, tradicionalmente utilizado para proteger muros.

El alambre concertina, suplanta al viejo alambre de púas, vidrios y puntas. No sólo es efectivo para impedir el ingreso de intrusos a su propiedad, sino que también puede funcionar como elemento de decoración en clubes, countries, negocios, casas quintas, fábricas, estadios deportivos, y casas particulares, dado su variado diseño y medidas que pueden ser adaptadas a los requerimientos específicos de cada usuario. Se fabrica a partir de láminas de acero con puntas punzantes y un alambre de alta resistencia, generando ya desde el aspecto estético un efecto disuasivo para posibles intrusos. Este dispositivo se constituye a partir de una estructura de alambre de acero redondo totalmente recubierto por una lámina de acero galvanizado que varía en espesor. Lo más utilizado en la mayoría de los casos, es el de 0,5 mm de espesor, en forma de navajas punzantes. El material con el que están confeccionadas las concertinas resulta imposible de ser cortado con herramientas de uso convencional, por lo cual el logro del franqueo del alambrado no será tarea fácil para quien se disponga a hacerlo. Este tipo de alambres puede ser colocado de diversas formas, y de esta manera se puede adaptar a la mayoría de las estructuras en donde necesite ser instalado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.